inicioinicio-ico.png

Usted está aquí

Back to top

foto banner

tx destacado autor

Amor y reflexión por la palabra poética.

cenefa-banner.png

foto oficial

Teatro Góngora
07/10/2017
De 20:30 hasta 22:00
Andrés García Cerdán

Biografía

Andrés García Cerdán (Fuenteálamo –Albacete–, 1972) es doctor en Literatura por la Universidad de Murcia. Ha publicado, entre otros, los poemarios Los nombres del enemigo (Universidad de Murcia, 1997), Carmina (Nausícäa, 2012), La sangre (Valparaíso, 2015), Barbarie (Rialp, Adonáis, 2015) o Puntos de no retorno (Reino de Cordelia, 2017).

Su obra ha sido reconocida con premios internacionales como San Juan de la Cruz, Alegría, Barcarola o Ciudad de Pamplona. Como crítico colabora en Quimera, Jot Down, ABC Artes y Letras, Círculo de Poesía, El coloquio de los perros, Barcarola y Dáctilo. Es responsable de las selecciones de poesía contemporánea El llano en llamas (Fractal, 2013) y autor del ensayo La realidad total. Desde la poesía de Julio Cortázar (Editum, 2010). En El peligro y el sueño (2000-2016) ha reunido la poesía de la Escuela de Albacete (Celya, 2016).

Ha sido codirector de Fractal Poesía y fundador de revistas como Thader, Magia verde o Los deseos. Coordina los encuentros poéticos Los Olmos Translúcidos. Gestiona los blogs Un cántico cuántico y Woogie-Boogie (andresgarciacerdan.blogspot.com).

Con Leñadores grabó el disco Grizzly! (Parrix-Perdido, 2013). Encabeza The Rimbaud Company, una inmersión eléctrica en la poesía de la obra de Roberto Bolaño, Leopoldo María Panero, Dylan Thomas o Arthur Rimbaud.

Poemas

LAS APISONADORAS

Las oyes venir: son
las apisonadoras.

Con el vértigo

de los espacios llanos,
de lo igual sin perfiles,
de lo que es siempre lo mismo, recta
sin ecuaciones
ni curvas ni abundancia,
las apisonadoras,
bramando por segar la noche,
bramando por eliminarlo todo
de un tajo,
por acallar el más mínimo atisbo
de sueño,
de pasión desmedida.
Las apisonadoras,
su único
chasquido, su placaje,
su árida compactación.

(Puntos de no retorno, Premio San Juan de la Cruz,
Reino de Cordelia, 2017
)

ENSAYO SOBRE EL MIRLO

Oh mirlo, cántame un lay hermoso
–Alfred Tennyson–

Soy un mirlo al que le han arrancado los ojos.
Así canto mejor: sublimo
este desorden trágico, este afán
imposible de ser
desde una ceguera absoluta.
En el vacío
de las cuencas vacías,
en esta oscuridad
sin reclamo, deshago mi canción
con todo un ímpetu desesperado.
Y vacío mi lengua
fuera de mí
para que haya luz.
Y vacío mi sangre,
para que riegue este desierto,
fuera de mí.
Y todo lo vacío
fuera de mí.
A veces –solo a veces–, dentro
de mí encuentro esa luz.
La encuentro en el dolor de lo que sufre,
de lo que rompe
y desentraña
y destierra y revienta y precipita,
y en el temblar hipnótico del mar que desconozco,
en el temblar más ciego del aedo.
En la memoria
del aire que fue mío, me detengo
a recordar los himnos,
pero ya ni siquiera sé quién soy.
Solo una canción pura,
solo su esclavitud desaforada.

(Puntos de no retorno, Premio San Juan de la Cruz,
Reino de Cordelia, 2017
)

RAMONES

Lo único que queda de aquella edad de oro,
de los años sin borde, cuando
vivir no era una pregunta
sino una respuesta
dada en la plenitud de la inconsciencia,
el deseo de ir
más lejos, más rápido a todo,
sin pensar demasiado, lo único
que queda
es esta camiseta negra de Ramones,
desgastada hasta el fondo,
de letras cuarteadas
como piel de unas manos
que hubieran
enterrado y vuelto a desenterrar
entre las piedras
la juventud,
con el cuello raído,
muy rota,
mi camiseta favorita,
destruida
hasta caerse a trozoscomo aquella canción que sonó en el vinilo
mil y una noches, mily una mañanas de septiembre,hasta
romper los surcos,hasta saltar ardiendo por los aires.
Ahí está, latiendocallada en el armario, su noticia
del tiempo. Apenas
se intuyen
las letras –ya lo he dicho–, pero aún
se puede leer,
si pones toda tu atención,
su magia:
Hey Ho Let’s Go!.

(Puntos de no retorno, Premio San Juan de la Cruz,
Reino de Cordelia, 2017
)

LAZARUS

Look up here, I’m in heaven
-David Bowie-

Si te fascina, léelo en mis venas.

Para ti sangran todavía.
Qué haya dentro de la luz,
qué dentro
de este caos transparente,
qué esquirlas sean estas, qué el espacio
negro, todo eso
que flota
léelo en mis venas.
Lo he escrito para ti con letras
que solo tú, oh Lázaro, sabrás leer.
Delante de ti pongo todo
lo que he aprendido
y todo lo que ni siquiera sé
aún,
lo que no está.
De tu boca depende
que al fin tenga sentido
lo que no ha estado nunca en mí
pero insisto, a pesar de todo,
en decir
para que resucites.
Que esta invocación,
que esta hermosa ignorancia y la lujuria
que salpica en mis venas sepas tú
leerlas.
Y no haya noche
más allá de esta noche.

(Puntos de no retorno, Premio San Juan de la Cruz,
Reino de Cordelia, 2017
)