Usted está aquí

Back to top

Ángelo Néstore

Lecce, 1986

Biografía

Ángelo Néstore (Lecce, 1986), nacido en Italia y malagueño de adopción. Llegó por primera vez a España con veintiún años para aprender castellano y decidió finalizar aquí sus estudios. Es poeta, actor y profesor en el perfil de inglés del departamento de Traducción e Interpretación de la Universidad de Málaga, además de docente de chino mandarín. Ha defendido una tesis doctoral sobre Traducción del Cómic y Teoría Queer. Actualmente dirige el Festival Internacional de Poesía de MálagaIrreconciliables con Violeta Niebla y la editorial La Señora Dalloway junto a Carmen G. de la Cueva y Martín de Arriba.

En 2017 publica su primer libro de poemas escrito en 2015, Adán o nada (Bandaàparte Editores). En el mismo año, obtiene el XXXII Premio de Poesía Hiperión con Actos impuros (Ediciones Hiperión). Con dieciocho años se alzó con el Premio a la Mejor Interpretación Masculina en el Concurso Nacional de Teatro Vittorio Gassman de Roma. A su labor de poeta, hay que sumar su obra traducida, como la traducción española de Nobody Tolde me (Nadie me dijo) de Hollie McNish, galardonada con el Premio Ted Hughes 2016 a la mejor obra inédita en poesía y al italiano la poesía de María Eloy-García o las novelas gráficas de, entre otros, Isabel Franc, Andreu Martín y Enrique Sánchez Abulí. Su últimas obras teatrales son el monólogo en homenaje a Gloria Fuertes Esto no es un monólogo, es una mujer (autor y director) y la pieza en solitario Lo inhabitable, en la que dialogan poesía, teatro y performance.

Poemas

E io chi sono?

Por la mañana abandono mi sexo.
Al atardecer vuelvo
cuando me desnudo para entrar en la ducha.
Mi madre siempre dice que tengo los hombros de mi padre.
Con el vaho en el espejo el contorno es más ancho, más generoso.
Dibujo una línea recta con los dedos, con la mano la deshago.
En los ojos guardo la tristeza de las muñecas
que jugaron a ser hijas
y que mis padres acabaron regalando.
El agua fría me trae a mi cuerpo,
escondo el pene entre las piernas.
Mamá: ¿a quién me parezco?

(del libro Actos impuros, Ediciones Hiperión)

Insepulto

Mi madre compró un nicho en Italia y dijo:
aquí descansaremos los tres con tu padre.
Y de repente imagina su cráneo apoyado sobre el mío
alimentando la tierra lejana que me vio nacer y me sonríe.
Su esperanza me roza como una caricia
para que un día deje España y vuelva,
la suya es una promesa de amor eterno.
Pienso en mi madre, en mi padre y en mí,
hechos polvo,
una familia sin descendencia, mediterránea,
unida como nunca lo estuvo en vida.

Algún día el conserje barrerá las flores podridas de la funeraria,
nos dejará desnudos frente al mundo
mirará el nicho e intuirá nuestro amor en la foto carné con fondo blanco
entre tanto polvo triturado
igual de fino, igual de blanco.
Si lo pienso un nicho es la utopía con la que siempre he soñado
sin hombres o mujeres,
solo huérfanos.
Guardamos un mundo perfecto en nuestros huesos,
pero tan lejos.
Deberíamos meter todos la cabeza en los nichos
hasta que por fin no nos duela el mundo,
pensar en el nicho como el modelo de familia definitivo,
pensar que allí, solo allí, nos sentiremos realmente
extranjeros.