Usted está aquí

Beatriz Ros
Viernes, 30/09/2016
De 18:00 a 18:45

(De røde sko)

Voy
sintiendo cada paso.
Me miran los pies encarnados, 
sonrío un por qué.
Voy
como la herida
de un cuchillo hermoso.
El hombre 
que puede matar conejos
con una mano,
el hombre que sabe distinguir
un rojo de otro.
Voy
buscando su espada.
Le pido: 
- Señor, corte la belleza.
Mirad ahora,
va caminando sola
hacia una iglesia.

(Beatriz Ros, de Amateur, Renacimiento, 2015)

(Andersen)

Las ortigas alinean el dolor, 
rodean mis pasos 
como el freno de una meta. 
Compito con la fuga de las aves.
Picotean el vacío, 
sus estómagos se llenan de paisaje. 
Les hago trajes de desencanto 
que alivian la distancia. 
Os visto de príncipes 
pero gritáis como los cisnes, 
y enrolláis los cuellos 
y deseáis comer,
y os apretáis como conmigo, 
abrigando la tarea vegetal 
que nos hermana. 
Y mis manos, ardiendo de amor, 
queman vuestra nieve 
que huele 
como la carne. 

(Beatriz Ros, de Amateur, Renacimiento, 2015)

Cómo olvidar la muerte.
Siento el agua de mi bañera
vaciándose a la velocidad despiadada
de los sumideros.
Soy una isla despegándose,
como una postilla infantil,
antes de tiempo.
El agua se limita a un borde blanco.
No cabe derramarse.
Mi pelo escribe formas de huir,
pienso en el verano que viene,
desembocando en océanos.
Las olas rompen en mis rodillas asomadas.
Junto las piernas,
unas raíces queriendo ser tronco,
abandonan la tierra.
Cómo olvidar la muerte
que está arrancando amapolas,
las veo desangrarse en el agua.
Cúbreme, llega hasta el techo,
quiero ser recogida en un cubo,
un deseo resbaladizo,
sólo unos pechos.
Déjame sin fugas.
Hazme
impenetrable.

(Beatriz Ros, de Amateur, Renacimiento, 2015)

(I can see a flame)

Cómo será tu voz sin la feroz interferencia
de la muerte aterrizando.
Los pulmones de animal, cada vez más
un suspiro infantil, estás cansada.
Eres un temblor dorado y brillante,
la historia en la hoguera,
los restos de goma de un dibujo accidental.
Se escucha tu nombre con vergüenza,
lo dejan caer de sus bolsillos y resbala por las antenas.
Lo han escrito tan pequeño
que pareces la amante de un mundo
y su negación, que no supo describir
la curva perfecta que llevaba a tu casa.

(Beatriz Ros, de Amateur, Renacimiento, 2015)

Como antes.
Ahora sin manos,
no poder romper una rama.
Sin un bosque, con todo su miedo.
Ahora sin pies,
no poder decidir dónde.
Sólo lo vital dentro de una caja de músculos
que se aprietan y vibran contra las líneas de hueso.
Sólo pensarlo y sentir el abandono,
no hay lucha aunque la vida se empeñe
en su flexibilidad orgánica.
Aprender lo que es el rojo
y que no hay forma donde encaje.
Que si no hay nombre para el primer dolor
no habrá palabras
después de todo.

(Beatriz Ros, de Amateur, Renacimiento, 2015)

(Anfitrión)

El verdadero Anfitrión es el que nos da de cenar. (Molière)

Has vuelto a casa con tus cuerpos de la mano.
Extiendes los brazos sobre la mesa, me dices que corte.
Tu imagen se deforma en los extremos, te digo que no sé qué es tuyo,
qué te pertenece. Vas señalando tus límites con el índice compartido.
Vuestras manos juegan a ver qué consuelo queda encima,
las mías te muestran su convicción de matarife.
Pido perdón por el desgarro.
Ahora frotamos su tibieza hasta descubrir la forma de las llamas y,
en la hoguera, contar nuestra historia que asusta.
Le podría pasar a cualquiera.
Sus sombras encuentran el temblor que se espera del fuego.
—Lo has hecho bien.
Amor, te creo
como una niña hambrienta a la que dicen
— Ese animal nació para que te lo comieras.

(Beatriz Ros, de Amateur, Renacimiento, 2015)

(Orchidaceae)

Hay paisajes que no se extinguen.
Montañas blancas.
Mi tristeza es vainilla
su olor una caricia áspera,
un peso desde el vacío
que me entrega tu mano.
Tu consuelo recorre
el espacio entre los pulmones.
A veces todo quiere.
Y en la huida hay que dejar paso.

(Beatriz Ros, inédito)

(La figura no es medida de nada si no llega a la altura de su horizonte)

Me dijeron:
—¿Sabes? la tristeza es la montaña y hay
algunas cosas en ella.

Algo mejor tras nada peor.

Hay perfiles afilados como un cuchillo de carne
(y aquí supe lo claro del peligro).

Que hay algunas cosas en ella
pero es un fondo, y es la tristeza.

—¿Y por qué aquí,
en las montañas redondas,
mi latido se refracta?

(Eran volcanes antiguos,
pero sobre esto no me dijeron nada).

(Beatriz Ros, inédito)

(Y si él se tira por un puente ¿tú también te tiras?)

No. Cállate.
La insistencia se ha hecho cosa.

Tierra apretada lanzada con fuerza.
Hierba arrancada por perro.
Balón que despellejan las patadas.

Me asusta la hierba alta puedo ver
los ojos de la flores cuando las pisamos.
Perdóname.
Todo huye hacia los bordes.
Ahora estoy en el cortafuegos
ahora soy el incendio.

Corred.
Escucho caer las llaves de vuestras casas
por un interior blando
hecho de ángulos muertos.

Tú, que no sabes hablar bajo,
si quieres que te recuerden
inventa un estribillo con la primera vocal.
La a estirada se estrella contra un puño.

Qué vergüenza.

Podría explicarte
cómo se hacen los mayores.
Es el ansia la que alarga los brazos
intentando alcanzar a los otros niños
cuando juegan.

(Beatriz Ros, inédito)
Pedir fuego

Yo esto lo hago por el hambre.

Mirar el cielo ayuda,
no hay ningún alimento de color celeste.

Yo esto lo hago por dolor.
Por dolor hago cualquier cosa.

Lo de decir que el sol se tropieza
porque su costumbre es un hito
en forma de valla monstruosa.

Lo de meterme un pájaro en la boca
para que me explique qué me pasa.

Decir que lo que me llevo de esta luz
es la hora de levantarme.

Sobre todas las cosas que se incendian
se ahoga lo que no está destinado a quemarse.

(Beatriz Ros, inédito)
 

Beatriz Ros (Málaga, 1984). Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Málaga, consigue un Premio Nacional Fin de Carrera otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Como poeta ha participado en numerosas publicaciones, antologías y recitales y ha sido invitada a participar en festivales como Cosmopoética (Córdoba), Femigrama (Sevilla) y el Festival de Poesía de Málaga Irreconciliables. Su primer libro de poesía, De cómo descubrí que seguía viva, obtiene el I Premio de Poesía Joven Pablo García Baena y está publicado por la editorial La Bella Varsovia. Su obra Amateur consigue el premio Andalucía Joven de Poesía y está publicado por la editorial Renacimiento. Como artista visual ha participado en exposiciones colectivas organizadas por galerías e instituciones a nivel internacional. Destaca su reciente participación en la muestra “(Re)visiones.

Aspectos del videoarte andaluz” comisariada por Mariana Hormaechea (Centro de las Artes de Sevilla), en "Perspectives-Art Inflammation and Me” (Bella Center, Copenhague), en Maratón de vídeo MAV (La Casa Encendida, Madrid), o en "Art after Dark” (Art Museum of the Americas, Washington). Su primera exposición individual, titulada "Heartself", se presentó en 2014 en la Sala de Exposiciones de la Facultad de Bellas Artes de Málaga . “Mi vida nunca”, un proyecto en colaboración con Violeta Niebla, se expuso en El Palmeral, espacio Iniciarte de Málaga en 2016.


 

Autores Relacionados

Bruno Galindo es autor de los poemarios “Lunas hienas”, “África para sociedades secretas” (Premio Rafael Pérez Estrada 2002) y “Duna 45”. Ha publicado los ensayos “Vasos Comunicantes” y “Omega” (finalista Premio UFI 2012). Ha incursionado en la... ver más
Nació en Hinojosa del Duque (Córdoba) en 1980 y se licenció en Humanidades. Ha participado en festivales poéticos como Cosmopoética, Perfopoesía (2011), el Festival Internacional de Poesía Ciudad de Granada (2010) y ciclos como Otoñeces. Ha... ver más
Antonio Agredano (Córdoba, 1980). Héroe contemporáneo, pésimo elector de vino, digno hacedor de cuscús. Bajista sin oído, amante disciplinado, exfutbolista cadete, bueno en las cosas intrascendentes, malo en lo demás, muy enemigo de sus enemigos,... ver más

Localizaciones