Usted está aquí

Carmen Camacho
Miércoles, 05/10/2016
De 17:00 a 17:45


ZONA CERO

Tan cerca de la raíz que no me puede más que truncar. Antigua medina, sus laberintos, el Gran Capitán de cabeza desproporcionadamente distinta, la romana y la de los escaparates —conocí esta antes que aquella—. La solidez del puente, la solidez de la catedral, la solidez de los arcángeles, la solidez de su viento recio,

    Córdoba,

que reflejada en el río, en la calima que todo lo deshace, en su acento tan abierto que escapa, 

se va haciendo inmaterial, ingrávida, etérea. Físicamente intocable, 

mientras camino por ella con el corazón lleno de piedras. 

*

Hubo en Córdoba una tarde que se fue haciendo noche. Todo eso sucede a diario, así que venga, dime, qué pasó. La taberna de la esquina estaba sola y yo era absolutamente nueva. Entró al bar un muchacho. Tal cual tiene el alma debe de tener los ojos, supuse, ya de vuelta a la pensión. 

Acerté. 

A veces acertar duele. 

Sin equivocación, desde entonces esta noche, 
duermo lejos,
            la taberna tiene cerrada su puerta,
            un triste perrillo cruza la calle de lado a lado,
la luz no deja de rajar aquella esquina
que va a derrumbarse, dios mío, sobre mi almohada.
 


MINIMÁS 


En aquel tiempo, Adán menstruaba por entre las costillas. 
    
*

La heredad es un campo de minas. 

*

En las noches de verano soy la iguana. 

*

La hija del zahorí bebe vasos de sed. 

*

Cristo lleva en la cartera una estampa de Odiseo. 

*

Mi ángel custodio es rubio natural. 

*

Los expulsados admiran a los huidos. 

*

El vampiro detesta el selfie. 

*

Los ladrones habitan el envés de las cosas. 

*

El horizonte de los gatos es otro.

*

Ojo, reza el grabado de la tapa de plata de mi espejo fractal.

 
Las de este pueblo no podemos ser 
sino así
Idéntica a la vecina
cada mañana me entallo la armadura
salgo a la calle me erijo vocifero
voy dejando a toda prisa en los buzones 
el folleto explicativo de mi fuerza
Alzo la casa a pulso
amamanto a una impresora
meto a presión el dedo en las rendijas
doy golpes en la barra de los bares
Las de este pueblo somos fuertes por ley
Este no es un sitio de nenazas
Hacer oficio de dulzura 
es un acto a todas luces reaccionario


*


Sin embargo en ocasiones
hemos visto mujeres 
hablar con cálida voz
temblar al decir te adoro
ir por las calles sin máscara 
de pestañas 
llorar sin acudir a los mortuorios 

Son muchachas forasteras
muy raras

y no sé cómo se atreven


 

LETRA PEQUEÑA

Hay daños que no cubre el seguro
combinado del hogar, lo sé. 
Las llamadas perdidas, por ejemplo, 
las cartas rotas, la soga de seda, 
la noche que hay detrás de los espejos, 
esta plaga de cristales en el pecho. 
La ablación de mi sed. 

Así contraje la enfermedad de los jabones. 

Por eso le quise, con todo el hastío. 
Contra la vida en vilo
fui hueco en su hueco, frío en la guantera, 
materia inmóvil. 
Dejé crecer las paredes de esta casa
conmigo dentro. 

Pasaron siglos, siglos de reloj. 

No abundaré en detalles, señorita. 
Sólo diré que he arrancado la puerta de cuajo,
que he tenido la misericordia 
de tirar al barro  
el azúcar glasé, 
que ahora me entra luz en la despensa. 
Ya sé, tampoco contempla la póliza
el amor a terceros, el temporal de sol, 
el tumulto en las calles ni el motín de la hormiga.

Pero este es un caso de delicadeza mayor. 

Y yo sólo llamaba para decirle, amiga,  
que me acabo de conceder 
a todo riesgo 
la incertidumbre de vivir
abierta de par en par. 

 

SOLEÁS FOR LOVERS

Con sábanas, sin sábanas,
pero el amor
de organiza.

*
Ay,
cuánta casa
dentro de mi casa
tan en casa, 
cuando yo llego siendo calle.

*

Farolillo cualquiera
en mi noche oscura
la luna era. 

*

Mi mamá me mima, 
pasa el dedo por las letras
la huerfanita

*

Me ha dicho esa vieja 
que un niño me crece
en la barriguita
por papiroflexia.

*

De tu último portazo
todavía se estremece
el agüita de mi vaso.

*

Doble sentido: 
aprende a irte
por donde has venido.


MORIR DE PIE

A las maniquíes
seres raptados de un instante de vida 
se nos nota cansadas
tristes
tensas
aburridas
de vestir a la última 
de hacer como si-
de poner la mueca de estar 
de vuelta 
de morir de lo nuestro  
disimularlo
y seguir en pie
en las interminables tardes
de los domingos

DESHABITACIONES

Llega el tiempo cabrón de las mudanzas
LUIS MELGAREJO

De quién qué cosa:
Los libros las fotos los calcetines 
las manos
De quién es cada objeto tuyo y mío
Cómo repartir sin destrozar
la manta de ir al campo por ejemplo 
si no es deshaciendo punto a punto 
la urdimbre que tejieron las agujas
del reloj y enterrar por los cajones 
la madeja temblorosa
 encontrarla tal vez 
quién sabe en cuántos años 
tomarla con nostalgia
acercarla a la cara
olerla y al fin
regalársela al gato
 


BOTÁNICA PARA ZURDAS 

…yo estudiaba segundo de jazmines. 
MANUEL ALCÁNTARA


Salón que no se usaba más que para enseñarlo a las visitas. Sobre las baldas del mueble, custodiados por dos pavos ángeles de plata y alas tajantes, libros siempre-por-leer. Entre sus páginas, momentos de mayo, indicios de patio: rosas disecadas, estambres, jazmín pajizo, ramita de perejil. Fueron mis marcapáginas, el herbario sin concierto de cuando chica. Un injerto de ayer en mis costuras. 

Libros implacables ante el denuedo del clavel. Su olor que ya no es. Ataúdes de la rosa desvaída. Manías menta de niña extraña.

También recuerdo que una tarde comí cal y un pétalo celeste.  

*

No creció la flor viva que planté en las páginas de aquellos libros. 

Por ello, ahora, aquí, mi método inverso, inservible para taxidermistas de otras primaveras:

déjame sembrar en tu campo, amor, esta bolsita de palabras inciertas.
 

Carmen Camacho 
(Alcaudete, Jaén, 1976) 

En abril publicó Zona franca (Cuadernos del Vigía, 2016), octavo libro de su trayectoria. Es autora además de los libros de poemas Campo de fuerza (2012), La mujer del tiempo (2011), 777 (2007) y Arrojada (2007); del libro de aforismos Minimás (2008 y 2009 -2ª edición-), del de microrrelatos Vuelo doméstico (2014), del cuaderno de cantares Letra Pequeña (2014) y de Las versiones de Eva (2014), antología personal de su trabajo poético. Como antóloga ha publicado Seré bre/ -aforismos y otras breverías- (2015) y  Punto de Partida. 10 poetas jóvenes desde Andalucía (México, 2006). Está incluida en las antologías principales de aforística, poesía y microrrelato español contemporáneo. Su obra se encuentra parcialmente traducida al italiano, griego, francés, portugués, árabe, rumano y armenio.

Interesada en el diálogo de la palabra y las artes, ha escrito, creado y llevado a escena varios espectáculos de poesía en acción y Spoken Word, y ha adaptado para el ciclo de Teatros Romanos de Andalucía textos del mundo clásico. Integra, junto al cantaor Juan Murube y la bailarina Raquel López Lobato, la compañía La Bella Aorta, que en la actualidad desarrolla en teatros y escenarios alternativos el espectáculo Toma de Tierra, que aúna palabra en su viva voz, quejío y danza contemporánea. 

Ha impartido charlas, lecturas y talleres de creación literaria en espacios e instituciones culturales de España y otros países de Europa, Latinoamérica, del mundo árabe y en Rusia. Forma parte del consejo editor de la revista de poesía Nayagua, del equipo de expertos del Programa de Creatividad Literaria de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía y ha pertenecido al consejo asesor de diversos encuentros y ciclos de literatura y arte contemporáneo. 

 

Autores Relacionados

Alejandra Vanessa (Córdoba, 1981) es licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Córdoba. Ha publicado los poemarios Colegio de monjas (mención especial del Premio Andalucía Joven de Poesía 2004; DVD, 2005), Poto y Cabengo (Valparaíso... ver más

Localizaciones