Usted está aquí

Back to top

Jorge Villalobos

Marbella, 1995

Biografía

Jorge Villalobos (Marbella, 1995) estudia Derecho y Study of English Law (Derecho Británico) en la Universidad de Málaga. En 2013 ganó el II Premio Cero de Poesía Joven de la tertulia Los Lunes del Pimpi, publicando en 2014 Mi voz, que te reclama. En 2015 ganó el Premio de Poesía de la Universidad de Málaga. Aparece en la antología Una nueva melancolía (Ediciones En Huida, 2015). En 2016 participó en el Festival Internacional de Poesía “Irreconciliables”, apareciendo en dicha antología Irreconciliables 2016 (2016, Ediciones Árbol de Poe). En 2017 ganó el Premio de Poesía UCOpoética, apareciendo en la antología La grieta (Bandaàparte Ediciones). También en 2017 se publicó su libro La ceniza de tu nombre (Valparaíso Ediciones), el cual ha sido galardonado con el “Ópera Prima” del Premio Andalucía de la Crítica 2018, siendo el más joven en ganarlo; también en 2018 ha ganado el “XXXIII Premio Hiperión” por su libro El desgarro. Ha codirigido la antología Algo se ha movido junto a Juan Domingo Aguilar (Esdrújula Ediciones, 2018). También ha parecido en ese año en las antologías 5 poetas. La poesía malagueña más joven (Fundación Málaga) y la antología Internautas en la red (Inglada Ediciones). Desde octubre de 2016 codirige el Micro Abierto de Poesía y Música “La Polivalente”. Ha participado en varios festivales, ferias del libro, así como colaborador de revistas digitales como Pez Magazine, Reverso, Acrox, Obituario, o el MacGuffin 20 aniversario del Festival de cine de Málaga dirigido por el Maf. Aparece en varios estudios, en especial, el de Luis Antonio de Villena en Entreríos. 30 años de vanguardia. Como orador, forma parte del club de debate Kairós y ha quedado finalista en varios torneos nacionales y subcampeón en el VI Torneo Nacional TDAM.

Poemas

Cualquiera, digo, todos. Cualquiera puede situarse en
algún lugar de este tablero, verse en alguna ciudad,
algún libro, infancia, no volver del cuerpo del amor.
Todos, digo, cualquiera puede ser su peor noticia para
sus seres queridos, y algún día lo será. Todos, digo,
todos seremos el temblor desconsolado, la búsqueda de
algo más entre lo absurdo de esta partida, digo,
cualquiera puede morir sin despedirse, todavía no
tienes por qué despedirte, pero ese cualquiera, ese
digo, pueden ser los que te acompañan y caen en la
levedad de este tablero, con temas aún por resolver. No
me refiero a que ejecutes todos tus movimientos
pendientes. Solo digo, digo, que a veces nunca te
recuperas de este vacío desolador, de este brutal jaque
mate.

El desgarro

Habitación Alzheimer

Al otro lado de la puerta vi a mi abuelo morir sin ser mi abuelo.
¿Cómo se puede morir sin lo vivido?
Al otro lado de la puerta veo a mi padre morir sin ser mi padre.
¿Dónde está mi padre?
Yo no quiero ser esta herencia, no puedo ser esta herencia.
Pero al otro lado de la puerta me estoy esperando.

El desgarro