inicioinicio-ico.png

Usted está aquí

Back to top

foto banner

tx destacado autor

Novelista y poeta desenfadado, irónico y fulgurante.

cenefa-banner.png

José Daniel García

Biografía

José Daniel García (Córdoba, 1979) es diplomado en Ciencias de la Educación (inglés) y licenciado en Humanidades por la Universidad de Córdoba, y posgraduado en Español como segunda lengua: enseñanza y aprendizaje (UNED).

En la  ctualidad, se dedica a la docencia en el campo de las humanidades, pero antes ha trabajado como gestor cultural, articulista, dinamizador juvenil y maestro de Primaria. Eventualmente, ha sido barman, pinche de cocina, repartidor de propaganda, librero y  vigilante nocturno.

Fue ideólogo, fundador y coordinador del Colectivo CAIN, desde donde dirigió la extinta colección de poesía “loscatorceochomiles”. Con su primer libro, El sueño del monóxido (DVD, 2006), ganó el premio Andalucía Joven de Poesía. Su segundo poemario, Coma (Hiperión, 2008), fue merecedor del prestigioso premio Hiperión. En 2010, vio la luz el cuaderno caníbal Estibador de sombras (Cangrejo Pistolero Ediciones). Incluido en numerosas antologías nacionales y extranjeras, sus poemas se han traducido al inglés, italiano, danés y alemán.

Durante los cursos 2008/2009 y 2009/2010, obtuvo una beca de creación en la emblemática Residencia de Estudiantes-CSIC de Madrid. El cortometraje "Las sobrinas de Valerie", adaptación fiel de un guion suyo, recibió el premio RTVA a la creación audiovisual andaluza durante la IV Edición del festival "Rodando por Jaén" (septiembre, 2015).

El año pasado publicó su primera novela, Fundido a rojo (ediciones En huida, 2016). A comienzos de septiembre, verá la luz el poemario Noir (La isla de Siltolá, en prensa). Este año ha formado parte del proyecto interdisciplinar “Montaña Negra”, primera toma de contacto de la actividad artística nacional con el recién inaugurado Centro de Creación Contemporánea de Andalucía (C3A), de cuya experiencia ha surgido “Cr3d@”: variación sobre el “Credo” del novelista J. G. Ballard, escrito a dos manos con la poeta cordobesa Alba Moon.

 

Poemas

(RarO)

Ella dijo...

–Eras como un suspiro en un cuadro de Munch.

La sombra sin alumno del recreo.

El chaval de uniforme transparente

que se deja el pijama

bajo la ropa.

–Todos tus compañeros conocían

el consejo de Freud,

“apalear al loco mientras duerme”;

hice lo propio, niño. Era cuestión

de supervivencia.

–Y aunque ahora te camufles

bajo un grueso foulard de fibra óptica,

no hay lentes graduadas que corrijan

las gotas de marrón

melancolía

que oscurecen el iris de tus ojos.

Ese velo de luz contaminada,

¿desde cuándo gotea?

–Me das pena, muchacho.

Deberías hacerte una biopsia

de glándula pineal.

Acabado el café,

nos besamos. Corrijo: la besé.

Rectifico: intenté darle un beso

mientras se limitaba a sonreír

formando una frontera con los dientes.

Guardé mi lengua y la mastiqué un poco.

Cada uno a su casa.

(De Estibador de sombras, 2010)

Zeitgeist

Esquivando mascotas, captadores

de socios, equilibristas, reparte-flyers;

en mis bolsillos el dinero justo

para volver a pie.

Una lágrima turbia

arde sobre una estrella de aluminio;

alguien se hunde en un colchón mugriento

como algo desprendido del cielo.

Mi boca sabe a madrugada tóxica

y en la memoria canta un nombre propio;

ni un sintagma completo de su vida.

No sabría regresar, aunque pudiese,

y a duras penas reconocería

su rostro cotidiano.

Todas las calles se hacen cuesta arriba

para un cuerpo vencido.

Un monarca de trapos se me acerca.

Habla confusamente,

como un evangelista con afasia

(ni traje de esqueleto ni hilandera,

simple burócrata de archivador

parduzco).

Aparto la mirada.

Continúo.

Tapono mis heridas

(si presionas dos puntos a la vez,

la pena languidece)

y voy mezclándome con el resto:

gente que sale y gente que regresa

más gente sin cobijo adonde huir.

Cuerpos a la deriva

como algas flotando en un mar sucio.

(De Noir, 2017)