inicioinicio-ico.png

Usted está aquí

Back to top

foto banner

tx destacado autor

Canto a la vida, vínculo entre el campo y la poesía.

cenefa-banner.png

María Sánchez

Biografía

María Sánchez nació en Córdoba en 1989. Es veterinaria de campo. Sus poemas han sido publicados en revistas y antologías como Apuestas (La Bella Varsovia, 2014). Colabora habitualmente en medios digitales y de papel de literatura, feminismo y ganadería. Sus poemas han sido traducidos al francés, portugués y al inglés. Cuaderno de campo es su primer poemario.

Poemas

digo un color para la muerte un color para el dolor un color y ella responde
azul

Pregunte aquí cómo quitar una mancha y se encontrará siempre con la misma
metodología. Aquí la genética y la lejía. Aquí el aguafuerte y la desinfección
porque aquí todas las manchas se quitan de la misma manera. Da igual la
superficie o la carne, aquí la pureza viene del óxido y la química. Aquí la pureza
duerme en la cal y en los nudillos rotos, en los nudillos manchados de sangre de
tanto frotar. Sí: la sangre mancha menos mezclada con lejía. Sí: la sangre deja de
oler si estoy empapada en lejía. Sí: la sangre olvida su color si la arrastro a la lejía.
Sí: es fácil confundir el agua y la muerte si a ambos les doy el mismo color. Si a
ambos les grito el mismo color. Sí, digo un color para la muerte un color para el
dolor un color y ella responde azul.
(inédito)

Los animales buscan sitios difíciles para morir

I
 
Soy la tercera generación de hombres que vienen de la tierra y de la
sangre. Manos de mi abuelo atando los cuatro estómagos de un
rumiante. De los pies de mi bisabuelo hundiéndose en la espalda de una
mula para llegar a la aceituna. De la voz y cabeza de mi padre repitiendo
yo con tu edad yo y tu abuelo yo y los hombres

II

Estudio técnicas quirúrgicas para abordar una cavidad que nunca abriré.
No las manos de mi abuelo, no la voz de mi padre. Ahora los animales se
mueren antes de coserles las entrañas, antes de sentir el pulso caliente,
antes de manchar la tierra de sangre.
III
Quiero seguir el camino que hace un animal al morir. Tocar el trayecto
difícil de la agonía en sus párpados. Pies en el lomo, voz en uno de los
estómagos. Ellos me hablan como a un hombre. Ellos esperan de mí lo
 que esperan de un hombre.

Pero yo sangro. Animal o mujer: hecha de sueño y lágrimas.

(de Cuaderno de campo)

Aquí

a los que no ven el mar
se les reconoce
porque siempre
llevan
una espiga
clavada
en el pecho

(de Cuaderno de campo)