Usted está aquí

Back to top

Antonio de Egipto

Cabra, 1975

Biografía

La vida nómada lo llevó a nacer en Sevilla, cumplir un año en Vitoria, cambiar de ciudades norteñas anualmente, volver a la capital andaluza y recalar finalmente en Cabra. Ha sido becario en una biblioteca universitaria y librero. Compagina dos
proyectos empresariales del sector editorial: el sello Bandaàparte Editores, fundado en 2012 junto a otros dos socios, y bajo su propia marca personal, ofreciendo servicios de editor y asesoría literaria.
Ha publicado los poemarios: Desnudos en la ciudad (Ayuntamiento de Cabra, 2006), La Maleta (Depapel, 2009), Un tiempo de bosques salvajes (Depapel, 2013), Verdades universales (Detorres, 2015) y Lo salvaje (Maclein y Parker, 2018).
Ha participado en festivales como Cosmopoética. Poetas del mundo en Córdoba (2012, 2013 y 2016) y Vociferio. Festival de Poesía Escénica de Valencia 2011; sus poemas han aparecido en revistas y antologías. Entiende la poesía como un espacio
vivo en sintonía con otros lenguajes, prueba de ello es el espectáculo poético-musical La Maleta, junto al grupo Añadidos, y el experimento de electropop-poético Somos Amables.

Del autor

LO SALVAJE (fragmento)
El camino traza lo salvaje como un rito,
un laberinto de escamas de serpiente,
musgo que sostiene el rocío de la mañana,
el tronco vacío de un árbol seco y roto.
El camino es futuro que sacia los ojos del que llora,
horizonte, paisaje, mudo mundo de metal y letanías.
El camino camina como un caminante
que deja atrás el sinsentido vacuo de lo visible,
cierra los ojos, se sumerge, desciende,
roza lo atemporal y lo físico con el aliento leve
del que respira por obviedad.
El camino no piensa en si es verde, barro, ramas, piel,
no tiene mapas, ni colinas, ni prados, ni brújulas,
sólo la senda desnuda de lo salvaje.

MITAGO
El bosque es mi sitio,
sueño en él,
sostengo mi brazo herido
pegado al cuerpo,
siento el cosquilleo en la garganta
y el frío en el pecho.
El bosque me teme,
agazapado con los ojos vacíos
miro mecerse sus ramas,
una nana de penumbra y luna,
un laberinto de tránsitos y raíces
donde encontrar tu abismo.
El bosque es el primigenio nudo iniciático,
el hogar de los hombres perdidos.