Usted está aquí

Back to top
Cosmoversos Miércoles 2 - Sala Orive 02/12/2020
De 12:30 hasta 13:30h
Hora de emisión:
20:00
Entradas:

HASTA COMPLETAR AFORO

Biografía

Carlos Catena Cózar (1995) nació en Torres de Albanchez, pasó la adolescencia en Jaén y estudió en Granada. Trabaja como traductor e intérprete a caballo entre España y Bélgica. Ha publicado en antologías como Piel fina (Maremágnum, 2019), Algo se ha movido (Esdrújula Ediciones, 2017) o Donde Veas (La Bella Varsovia, 2015) y ha obtenido los premios Málaga Crea de Poesía 2017, Ucopoética 2015 e Hiperión de Poesía, este último con su primer poemario Los días hábiles (Hiperión 2019).

intento construir una casa donde quepa mi abuela

mantengo el orden según sus enseñanzas

lo cocino todo con aceite de oliva

y desconfío de los que tienen dinero

la imagino sentada a esta mesa

en la que nadie nos comprende

lamenta al mirar por la ventana

la lluvia fatal para una cosecha que no existe

he colocado una estampa de su virgen en mi escritorio

he pedido a una gran empresa tecnológica

permiso para rezar el Ángelus cada mañana

desde este tiempo sin memoria

imagino una sesión de espiritismo con ella:

tras de sí las tierras que sembró para nosotros

frente a mí la ciudad que no construyó nadie

sentada en su sillón mi abuela observa

cómo el vaso estalla entre mis manos

 

----

 

mi vocación es la espera

quiero esperar ocho horas al día

a que en silencio regrese a casa

quiero esperar aviones trenes autobuses

y decir en un coche compartido

vivo de esperar su regreso

mi titulación es lo mal que pronuncia mi nombre

mi salario son sus manos después de tanto tiempo

aún ásperas y rugosas y muy frías

digo: cruzaría a pie un continente

si el final fuera el principio de su cuerpo

digo: no hay esfuerzo que no merezca

la vergüenza de besarme en público

espero impaciente la noche en que reconozca que me quiere

espero impaciente a que un funcionario me dé su apellido

espero impaciente la mañana de invierno en que muramos juntos

o el día en que por fin elogie mi paciencia: este talento

de mantener siempre los brazos extendidos

para que nadie olvide cuánto espacio ocupa

 

----

 

mi padre me dice:

tardé cuarenta años en cobrar lo que tú cobras

yo pienso en 2008 las noticias y los titulares

mi primo Alberto exhausto de poner azulejos

trabajaba a destajo alicataba cien pisos al día

mi padre decía: no puede ser

tardé cuarenta años en cobrar lo que él cobra

nunca esperó nada de sus hijos (mi padre)

nos dio la impaciencia las letras una casa amplia

en el colegio los niños nos llamaban vagos

por no mancharnos nunca las manos con cemento

miro hoy mis manos aún limpias de camino al trabajo

mi padre repite: no puede ser

tardé cuarenta años en cobrar lo que tú cobras

con el mal augurio abro el ordenador accedo al sistema

lamento las ocho horas que me quedan y pienso

que el estallido de la burbuja inmobiliaria fue un alivio

para los que ponían azulejos a destajo

 

----

 

bienaventurada la jornada laboral porque se acaba

bienaventurado el viernes porque siempre llega

bienaventurado el reguetón porque nos hace tocarnos

bienaventurado el dinero porque compra cosas

bienaventurado internet porque existe

bienaventurada la tecnología porque funciona

bienaventurado el poema porque se lee rápido

bienaventurado el acto de cagar porque ignora los horarios

bienaventurada el hambre y bienaventurado el sueño

porque también ellos ignoran los horarios

bienaventurada la gente porque a veces calla

bienaventurada la queja porque es diálogo

bienaventurado el tiempo porque pasa

bienaventurado el sexo anal porque no da hijos

Autores de la misma actividad