Usted está aquí

Back to top

EVA
BAL
TAS
AR

Cosmoversos. Sábado 5 - Sala Orive - 05/10/2019 - De 19:00 hasta 20:00h

Biografía

Eva Baltasar (Barcelona, 1978) es poeta y escritora. Licenciada en Pedagogía por la Universitat de Barcelona, ha estudiado Filosofía en la Universitat de Barcelona y en la Freie Universität de Berlín. En la UB, editó la revista Temps d'Educació y ha colaborado en un grupo de investigación con la ayuda del Instituto de la Mujer.

Ha publicado diez poemarios reconocidos con distintos premios. ‘Permafrost’, un retrato tragicómico del mundo contemporáneo, es su primera novela; ha sido traducida a varias lenguas y constituye la primera parte de un tríptico de próxima publicación en esta editorial. La autora vive una vida de simplicidad voluntaria en un pequeño pueblo.

 

© Foto de Roberto García.

AZUL

 

Más fácil disponer de un lugar real, organizado por acumulación

de objetos adaptables. Los culos humanos así lo legitiman.

Imperio de despojos aviares y creaciones sintéticas resistentes,

endurecimiento de espumas, rellenos antiácaros tan nutritivos

como centros horneados de pudings o cupcakes.

La vida es este desplegarse de superficie en superficie,

este dejarse ir con dianas. El pecho abierto más expuesto

que hojas de platanero creciendo al descubierto como tropas,

los pies calzados en conos de mierda bien tratada.

Sustrato, lo llaman, tras sazonarlo con bolas blancas,

falsos fragmentos de porexpan, concreción de indispensables.

Así me encaro a ti. Las uñas amarillas con sedimento hundidas

en palmos de tierra inferiores a cuerpos endurecidos tras exterminios.

Las uñas amarillas, cálidas y habitables como tiendas o cocinas,

te obligan a decidir, a asesinar aquella parte de ti

que tiene que morir a la fuerza para asumir tal exponente de amor.

Renuncio a mis dos pies. Puedo sostenerme sobre las palabras,

impresionantes como niños enfermos o como muñones.

Es algo posible. Esta clase de vida, nunca deseada,

es la que terminas amando más que cualquier otra

por más que todo, a tu alrededor, sean familias contenidas

de gases inestables. Posible. Como vasta inmensidad mediterránea

radicada en azul abstracto. Coño de flor bien seccionado.

Verde azulado, amarillo azulado, presente el azul como una esencia

anterior a la mente en mente multipolar. Azul tú.

Extremo de pétalo mutilando como hoja o como navaja

la blanda pasta del ojo hasta alcanzar retina. Violación en profundidad,

sin bancales donde amarrar la propia nave. Gran descubrimiento.

Te incluyo en esta nueva mirada, en los colores aparecidos en telas

como muebles trasladados con máxima delicadeza,

en la belleza que late en el paisaje, cuerpo dormido

de donde no dejan de surgir caras y caras. ¿Me estás sintiendo?

¿Puedes sentirme desde esta suprema indiferencia

tan femenina y agresiva a la vez? ¿Tan adictiva?

Rostro consentido por la riqueza que la misma riqueza estira

con sus efectos especiales de huracanes cinematográficos.

Tu juventud, insulto incontestable, peor que el ejercicio logrado

de esta vida tuya elevada al cubo por el éxito,

es una mano rabiosa apretada contra mi pecho. Policial y sorda.

Insuperable. Fragmento de muro levantado en franja solitaria,

abandonado a los elementos de este desierto que la tiniebla acrecienta

con opulentas dunas de ignorancia. Reducida a la sencillez

donde radican las poetas, persigo el jaque mate del rey

que reina dentro de ti con cada minúsculo movimiento

de cada minúscula y mesurada palabra.

 

De ‘Invertida’ (Lleonard Muntaner Editor, 2017).