Usted está aquí

Back to top
Cosmoversos Jueves 3 - Sala Orive 03/12/2020
De 12:30 hasta 13:30h
Hora de emisión:
19:00
Entradas:

HASTA COMPLETAR AFORO

Biografía

Macky Chuca, escritora, artista de spoken word y cantante, nació en Buenos Aires en 1973, y vive desde hace diecinueve años entre Mallorca, Madrid, Galicia, Portugal y Barcelona.

Su fanzine Joystick/Painstick, de prosa poética ilustrada, se publicó en enero de 2017. Su plaquette de poesía Síntoma fue publicada en junio de 2014. Ambas son microediciones de The MPress. Mantiene un blog, Últimos días en Champawat, en mackychuca.net. Entre 2017 y 2018 giró con el Macky O Spoken System, su proyecto de música y performance, para el lanzamiento de su último libro, Sótano (Kokapeli Poesía). También colabora ocasionalmente con el colectivo Prostíbulo Poético en Barcelona, y ha participado en el homenaje a Leopoldo M. Panero de Música Solar (México). Los textos de Saliva, Síntoma y su espectáculo de spoken word Cómo agitar el mar debajo de tu falda se presentaron en el festival de literatura Bookstock de Sevilla 2018, la Universidad Complutense de Madrid 2017, el festival Cosmopoética 2016 y en la Feria del Libro de Palma 2014. Participó en el Festival Live on Març 2012 con la lectura dramatizada de sus textos Blues con esencia de naranja amarga y Oda al pepino mediterráneo. Este último fue presentado también en la Feria del Libro de Palma en 2012. Ha murmurado, exclamado y balbuceado en eventos de Estación Spoken Word, Grito Rock Madrid, Jam Poesía Gijón,Encuentro de Escritores por Ciudad Juárez, y en sótanos gloriosos de Madrid, Barcelona, Galicia, Euskadi y Mallorca. A veces se queda en modo random y usa el micrófono para cantar. Su poemario, Saliva (Contraescritura, 2015), gira alrededor de una temática de hibridación, tránsito e impermanencia: insectos mutantes al servicio de las neurosis personales, componentes olfatogustativos, conciencia somática, plantas con mecanismos semihumanos y cosas que nos ocurren a las mujeres en el coxis y en la piel. Todos están preparados para ser declamados en directo como parte de un proyecto de spoken word. Son textos que cruzan el papel para que la autora pueda colocarse con su propio anhídrido carbónico y hacer ademanes. Su libro La reina del burdel (Sloper, 2011) ganó el VIII Premio Cafè Món, y llegó en un mes a su segunda edición. Escribió para el programa En la Nube, de Radio 3, el texto Las que se venden a sí mismas, publicado en la web de RTVE en 2011. Sus cuentos han sido publicados en las revistas literarias La bolsa de pipas y La mujer de mi vida, y sus artículos mensuales en la revista digital Agitadoras. Desde 2015 colabora con artículos y como gestora del pánico en la revista de contracultura underground Karate Press. Colaboró en el Manual de comportamiento para gente formidable junto a autores de América y España con su texto Cómo ser desfogado y primitivo.Su relato La ventana blanca, obtuvo una mención de honor en el Concurso Literario 2010 del ICP, Miami, EEUU. Fue cantante y letrista de la banda de punkrock Mostros. Luego de 13 años de trayectoria, Mostros lanzaron su cuarto y último disco, CropCircleBlues, en 2012. Ahora canta en Againsters.También supo berrear en Weed Bug (Vigo) y Myrna Minkoff (Santiago) entre 2014 y 2017.

doméstica

soy la de ahora
la de la casa
a falta de poder ser otras
más prietas y etéreas.
ya no puedo ser la que aparece
con cartas perfumadas
no puedo ser la otra
con carga definitiva
de episodios y toxinas
no puedo ser ninguna
de las que estuvieron un tiempo
reducido a miradas
un cigarro compartido
la neblina precámbrica
en la que se vendían baratas
la escapada y la trasnoche.
soy la de ahora
la de la casa
condenada al amargor de
permanecer
y desvaírme
hasta que
nadie
en su sano juicio
pueda confundirme
con una entidad
una mujer
un ser deseante
condenada a ser mueble
cobijo
tal vez cena frugal

sólo soy la de ahora
y la de ahora en anhelante.

canción primera de la tundra

afuera cruje el frío polar y se prepara el trueno.
linda noche para dormir cucharita
en mi cabaña siberiana
y comernos

los restos congelados

del último turista.

afuera donde vive la nieve
la noche miente negrura.
linda noche para calentarnos las manos
en las entrañas abiertas

del último turista.

anoche me ofreciste montura.
remotos y ensangrentados
paseamos nuestro lustre
por la tundra.
tú nunca tienes frío.
fue cabaña ahora es guarida.
pintamos las vigas del techo con la mala semilla
derramada
y aquello que brotó
alegremente

de la arteria femoral

del último turista.
cuesta mucho quitar el tejido de debajo de las uñas
largas
de un largo
invierno.
la espalda abierta trazó una huella
en el parquet.
es el camino tibio que va desde la puerta
hasta una habitación
donde mugen los silencios
de muchos días vacíos.
me has clavado a nuestra cama para siempre.
afuera claman las estrellas que no vemos.
porque no vemos
y todo es trueno.
ahítos reblandecidos
nos murmuramos dentro de la boca.
habremos de salir a cazar un día de estos.

sola y la zarza

1.
todos ustedes
que señalan el fuego siempre vivo
para que yo lo vea
quiero que sepan que desde aquí no distingo
el dedo del fuego
y no hay previsiones de que vaya a entender de un momento a otro.
por qué no se apaga nunca
quítenme este efecto
se desenchufa de ahí del pedal.
siempre me confundí el phaser y el flanger
alguno de los dos debe ser el que molesta.
apaguen
de una vez por todas
que esto no es vida
quiero descansar
de la condena del vaso medio lleno
y la zarza.
2.
la zarza
apunta a algo que ella no puede
comprender
ni sostener entre las manos
sin volverse de azufre y kerosén.
si pudiera apartaría la vista para ser de otro y no de él
del que le muestra
la llama y la puta de la zarza
que nunca se consume.
pero no
no cerrará los ojos porque no puede
no mirará otra cosa porque no sabe
se arrodillará
liviana
como ha sido siempre
pero no piensen que es adoración
es sólo hambre.
elogio del ama de casa suburbana

ya he vivido en los agujeros
y en las cuevas pulidas por el humo.
me he pasado tres inviernos sin dormir
y una tarde olvidé todos mis peces
en la laguna del colchón
de un hombre triste.
mira: alguien me dio de comer en la boca
con dedos mugrientos
mira: se giran para verme mujeres y animales
mira: soy invisible para los hombre como tú
queda muy lejos
aquel mundo
en el que no medíamos los días
en olor a ropa limpia.
me gustaría no tener que preocuparme
por el estado del parquet
ni de por dónde han entrado esta vez
los estorninos.
las goteras nos alzarán estalagmitas
en honor al rencor
y será mi culpa
mi culpa
está bien tener el corazón
tapizado de musgo
no vaya a ser
que se despierten los caballos
que duermen debajo de la cama.

Autores de la misma actividad