Usted está aquí

Back to top

VÍC
TOR

LÓP
EZ

 

 

 

 

Clausura. Sábado 5 - Cine de Verano Fuenseca - 05/10/2019 - De 21:00 hasta 23:59h

Biografía

Víctor López (Barcelona, 1979) es poeta, editor y artista sonoro y Spoken Word. Desde hace más de diez años explora e investiga el lenguaje poético en sus múltiples manifestaciones: el sonido, el canto, el lenguaje salvaje, la oralidad, la inspiración, la mística y la experiencia poética.

Como poeta fusiona el arte de la palabra hablada (de marcada influencia beat) con distintas tradiciones orales de la humanidad (cantos tribales, canto de la garganta mongol, música sufí, tradición tibetana o tradiciones chamánicas), experimentando asimismo con paisajes sonoros cercanos a la música atmosférica o minimalista electrónica. Imparte talleres de poesía y experimentación poética, cuyo objetivo es vivenciar la poesía con la totalidad del cuerpo y del ser, y ofrecerla como herramienta de conexión con nuestro mundo interno y nuestra creatividad más íntima.

Ha recorrido diversos escenarios poéticos y festivales a lo largo de la última década tanto a nivel nacional como internacional, y ha publicado dos poemarios y tres discos, siendo su último trabajo el álbum de Spoken Word y experimentación sonora ‘Suenan lápices sobre vinilos’.

Es editor de la Editorial Escola de Vida, sello especializado en conciencia y cognición, psicología junguiana, espiritualidad práctica y antropología de la vida y la muerte, entre otros grandes temas. 

Víctor López participa en Poexit.

 

EL COPO DE NIEVE Y LAS ZAPATILLAS DE BAILE DE NEPTUNO

Sólo si me detengo

            puede apresar

            el copo de nieve

            mi mano

 

                                   y no sufrir

                                   su inexistencia

                                              (sólo un frescor —y un agua— sobre

                                              otro tacto más)

                                   o el final

                                   de su largometraje

                                   sobre la congelación

                                   y los ciclos del aliento

                                               y de todas las emociones

                                               que día a día

                                               derramamos

                                               sobre este mundo

                                                           que se pregunta

                                                           ¿qué puedo hacer

                                                            hoy por ti

                                                            que pueda

                                                             hacer por

                                                             ti

                                                                          realmente

                                                             que no haga

                                                             ya?

                                                porque

                                                saben los nativos

                                                que la piedra es igual al agua

                                                que el agua es igual a la flor

                                                que la flor es igual

                                                 a cada ser vertebrado

                                                 y también los gusanos

                                   así que

                                   ¿quién define el sufrimiento?

                                   ¿quién impone

                                   sobre el objeto?

                      y si el dolor es real

                      lo es igual

                      que

                      la presencia

                     (que se experimenta

                    por encima de cualquier

                    sensación o atributo

                    que se nos presupone)

    pues un copo de nieve

    sólo transita integrado 

    y es liviano

    como el viaje de la luz 

    o el 

    recorrido 

    completo 

    de Neptuno 

    alrededor

    del Sol

    de puntillas

    sobre su órbita 

    deliciosa.

SUENAN LÁPICES SOBRE VINILOS

 

Suenan como el solsticio interno pide ser escuchado,

             llama a las murallas de tu castillo

             para estremecer la piedra gris

             como un fenómeno como una luna naranja

             hermosa y enorme como un nuevo Júpiter

             en la realidad de tu visión.

 

Suenan lápices sobre vinilos.

Suenan joyas sobre miradas.

Suenan sin lenguaje sobre las caras.

 

Como el que busca la victoria sin itinerario ni lógica

agarrado al fuego que le consume

incapaz de resarcirse con placeres terrenales como cuerdas que le tensan y le impiden acceder.

 

Como el que busca amar y encuentra amar y se desliza entre

los hilos que tejen y mecen armónicamente lo sostienen

es dejarse entre el obrar el no-hacer el deber y el querer –se…

 

Suenan lápices sobre vinilos.

Suenan joyas sobre miradas.

Suenan sin lenguaje sobre las caras.

 

Como el que cae.

Como el vislumbre y el brillo que te atrapa.

Como el agujero; incierto.

              Como la desesperación, la desesperanza y los juramentos

              quebrados; como la pereza, la queja, la cobardía o el asco;

              pregunta pues en las puertas de tu nacimiento, pregunta

              cómo vas a ser libre con la esclavitud dentro / pregunta qué

              este llanto escupiendo clavos fuegos abrasados querer ser

              amado sin comprometerse a amar cuando ya se es amado.

                          Amante, convertirse en amante exige

                          verse ver reconocer exige sacrificio de amante.

 

Como el placer selecto del intelecto, parcial, hay que poner sangre

para elevarse; en esta antesala del gozo los asientos aparentan

cómodos pero duelen; para desvelar hay que perseguir velos.

 

Suenan lápices sobre vinilos.

Suenan joyas sobre miradas.

Suenan sin lenguaje sobre las caras.

 

Cada respiración es un nombre símbolo imagen que oculta la

no-forma. Cada palabra es el intento imposible por expresar

el hálito, el punto inefable donde todo es creación, donde todo

es belleza, donde todo emerge alimentando el misterio de las

respuestas de____

 

             y al frotar la coraza tantas veces

             con cariño...

                          siempre atardece como cuando se vuelve

                          todo sencillo, brotas a partir de los vínculos,

                          tiendes cableados hacia el corazón de la montaña

                                     — más allá de la creencia no existen dueños —

                          y una especie de sabor a dios en la boca de tu estómago.

 

                                                               Y esperas a nada y a nadie,

                                                               sólo la próxima pulsión de partir

                                                                                                  como un regreso.