Usted está aquí

Back to top

Mapache

Sevilla, 1979

Biografía

Banda liderada por la poeta Marta Fernández Portillo, alias Marta Mapache, junto a los tres músicos sevillanos: Leo García (bajo eléctrico), Alberto Pielfort (viola y guitarra eléctrica) y Marcos Fernández (batería). Su estilo inclasificable pretende buscar nuevas fórmulas en el ámbito del spoken word, poesía hablada o poesía performance. Presentan en Cosmopoética 15 su LP “Danza Salomé”, en esta ocasión en formato trío (sin batería), grabado en estudios Happy Place junto al ingeniero de sonido Javi Mora. Un trabajo de influencias dispares, tintes post rock, jazz, blues, psicodelia de los 70, y un largo etc. donde prima no obstante el sonido crudo del rock más primigenio. “Danza Salomé” es un grito de guerra y una declaración de intenciones, pero también una suerte de road movie con referencias literarias e intertextualidades buscadas que crean capas de lecturas más profunda, donde cabe incluso la teatralidad y el juego. Pantano y poesía. Música fronteriza. Va de licores destilados clandestinamente, de melancolía rocosa y aires negros introspectivos. O eso dicen.

Del autor

NADA ES TAN IMPORTANTE QUÉ O CÓMO
Nada es tan importante qué o cómo ser
en nuestra enorme jaula plateada
cada uno en su costado
plantados en esta fiesta de pájaros histéricos
porque es la hora
porque es la hora
sueltan destellos que enturbian los ojos
y porque es la hora esperamos nuestro turno
caos del desplome
una réplica mayor a esos picos desorbitados
y por mucho tiempo nos quedamos callándonos
- caemos de mudos
mientras nuestra enorme jaula plateada gira
mientras alguien brama ahí fuera
alguien brama ahí fuera
y nada
chirría la tarde de alambre
y ningún código se le parece

 

CANTO MUNDANO
He ido abrazando espantapájaros
atravesando un campo que cruje al sol sus heridas
que se resiste de puro seco
y se delata de insomnio cada mañana
He ido leyendo a tientas
las frentes aradas de mi pueblo en pie
intentando descifrar
por qué se tuercen los olivos
cómo se resta el pan
cómo se tunden las alpacas
Y he buscado para escribir un poema
la sombra del burgués
el altiplano
las térmicas que elevan las manos del halcón
en suaves círculos
Y he creído ver bellas cabezas de mujeres africanas
peinando el campo de enfilada simetría
Y he creído ver la luz sin igual
y no he sabido ni en qué siglo estaba
Y he creído ver esa luz sin igual
esa luz sin igual
y de repente rompo a sudar
y me atraganto con un enorme hueso de aceituna
Desde aquí
rodeada de todos lo que han creído ganar la palmatoria
desde aquí
me avergüenzo y lloro
Y entonces bajo y gachos girasoles se extienden
Y no sé cómo están de este lado y dicen cosas
El altiplano es un nudo silencioso en la boca del escaparate
allí no puedo respirar
y aquí
Canto mundano
la realidad recolectada
el calor lúcido lógico indómito
aquí la vida
vándala